Ley 10/2010, de 28 de abril, de blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo

Real Decreto 304/2014, de 5 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 10/2010, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.

Las fundaciones y asociaciones deben identificar y comprobar la identidad (tener copia del DNI) de todas las personas que reciban a título gratuito fondos o recursos, así como la de todas las persones que aporten a título gratuito fondos o recursos por un importe igual o superior a 100 euros y tienen que conservar durante un periodo de diez años los documentos o registros que acrediten la aplicación de los fondos en los diferentes proyectos.

Si el donante es una Entidad/Empresa, deben identificarse y comprobar la identidad de los miembros de los Órganos de Gobierno. La Ley exige “asegurar el conocimiento de las partes, incluyendo su adecuada trayectoria profesional y la honorabilidad de las personas responsables de la gestión”.

En caso de encontrar indicios o conductas susceptibles de delito de blanqueo de capitales o financiación del terrorismo se debe informar a las autoridades competentes.